Traje Seco

Buceo con Traje Seco

¿Que el buceo se acaba cuando se acaba el verano? ¡Ni Mucho menos! Precisamente en invierno, cuando las aguas se vuelven más frías, el mar nos regala con algunas de las mejores inmersiones del año. Hay menos barcos cerca de la costa, menos gente chapoteando en el agua, menos pescadores submarinos, y todo eso hace que los animales se acerquen mucho más. Sin hablar de la tranquilidad de disfrutar de una costa mucho más tranquila.

Para que el frio no nos afecte, para poder bucear calentito hasta en invierno, es necesario bucear con traje seco. A diferencia del traje humedo, el traje seco es completamente estanco y evita que el agua entre en su interior. Al estar lleno del aire, el traje mismo debe ser compensado introduciendo aire conforme alcanzamos profundidad. De no hacer esto el traje se comprimiría sobre nosotros. Por esta razón el traje seco vuelve la flotabilidad más compleja, teniendo que tener en cuenta además del aire contenido en el jacket el aire contenido en el traje seco. Casi todo el curso se centra en aprender las técnicas necesarias para controlar la flotabilidad mientras utilizamos un traje seco, además de conocimientos rutinarios de conservación y reparación de nuestro traje.

 

El empleo de trajes secos prolongara tus temporadas de buceo.

Requisitos

  • Titulación Open Water Diver o equivalente.
  • Certificado médico de medicina deportiva, no superior a los dos años de expedición.

Contenido

  • 5 Módulos de teoría multimedia.
  • 3 Prácticas de experiencias de especialidades en mar (inmersiones en Almuñécar y La Herradura).